Análisis de los resultados del 27S, del 20D y Asamblea de la CUP

El pasado 27 de septiembre de 2015 se celebraron elecciones: se decidía si Cataluña tendría mayoría independentista en su parlamento (por primera vez en la historia), o no. Unas elecciones calificadas de plebiscito.

Los resultados fueron ambiguos: sí se consiguió una mayoría de diputados favorables a la declaración de independencia, pero por contra, esa mayoría no se correspondía con más de la mitad de sufragios emitidos.

Sea como fuere, proponemos leer los resultados de dos formas: explícitos en el sí o no a la declaración unilateral, o bien, partidos que se cerraban en banda a la independencia, o partidos que no cerraban la puerta a que Cataluña pueda ejercer la autodeterminación y convertirse en Estado en un horizonte temporal. Tal es la ambigüedad de algunos partidos, que tal vez, sea un poco difícil asimilarlo a un referéndum binario, dónde te tienes que mojar sí o sí y no valen excusas.

Catalunya:

A favor de la declaración independencia:
JxSí y la CUP.
Pirates de Catalunya hizo una consulta entre militantes y simpatizantes y el 94% estaba de acuerdo con que Cataluña se constituyera en un Estado independiente.
En total, 72 diputados y 47,81% de votos

Posición neutral:
PACMA no manifestó una posición sobre este asunto en el programa, además se suman los votos en blanco.
1,27% de votos

En contra:
El resto de partidos y el 6% de los Piratas.
63 diputados y 50,93% de votos

Catalunya:

Contempla un horizonte independentista en su programa:
JxSí, CUP, CSQEP y UDC.
La gran mayoría de Pirates.
En total, 83 diputados y 59,25% de votos

Posición neutral:
PACMA no manifestó una posición sobre este asunto en el programa, además se suman los votos en blanco.
1,27% de votos

No contempla la independencia:
El resto de partidos y el 6% de los Piratas.
52 diputados y 39,48% de votos

En cambio si hacemos un análisis a una ciudad tan españolista como Viladecans, nos encontramos con los siguientes resultados tan decepciones para el independentismo:

A favor de la declaración independencia:
22,41% de votos
Posición neutral:
1,57% de votos
En contra:
77,59% de votos (de los cuales un 59,61% se cerraba en banda)

En cualquier caso, si vemos el siguiente gráfico nos encontramos con que nunca antes el independentismo explícito había sacado unos resultados en votos tan buenos como hasta ahora. Hay que recordar que en los años 70 y 80, los pocos utópicos que apostaban por ello eran aquellos que militaban en la Izquierda independentista catalana, a partir de los 90 se sumó ERC, que captó militantes de la extinta Terra Lliure, y, a partir de 2012, se sumó CDC al carro y, en 2015, ex-militantes del PSC (Moviment d’Esquerres) y UDC (Democràtes de Catalunya).

Suport a partits explícitament independentistes

Cataluña, Viladecans (ciudad españolista) y l’Esquirol (pueblo muy catalanista)

En cuanto a las generales del 20 de diciembre de 2015, vemos una situación cercana de empate entre fuerzas de derecha y izquierda, pero los independentistas catalanes bloquean la formación de cualquiera de los dos frentes, por lo que la única opción es una gobierno de unidad nacional y con políticas de centro. Lo cual podría dejar por los suelos a PSOE, ya que tendrá que ser partícipe de los recortes de gasto público y subidas de impuestos para cumplir el objetivo de déficit para los próximos años, y refuerza a Podemos en la oposición.

En Cataluña, se ha votado a Podemos, por ser uno de los cuatros grandes partidos de ámbito español que hacen gala de su respeto a la plurinacionalidad del Estado y por la promesa del tan ansiado, pero inviable en España, referéndum de independencia, también por el populismo de Pablo Iglesias, más allá de encuadrarlo en un sector ideológico determinado. Después viene un triple empate entre ERC, PSC y DiL, más detrás, C’s que no logró las expectativas creadas y el PP, a parte de otros partidos extraparlamentarios, como UDC, que entra en la marginalidad.

El apoyo a fuerzas que podrían respaldar un referéndum de independencia logró un 58,87% de votos en Cataluña, un 32,91% en España, un 92,44% en un pueblo independentista como l’Esquirol, mientras que sólo un 44,74% en una ciudad españolista como Viladecans. Un referéndum que ni se le ve ni se le espera, siendo honestos, dada la sociología de los españoles, mientras la consulta unilateral ya se produjo, el 9 de noviembre de 2014, por lo que debemos pasar página.

El 27 de diciembre de 2015 se celebrará una asamblea en Sabadell en la que se decidirá qué camino emprenderá la CUP: sólo tiene dos opciones realistas. La primera, que se envista a Artur Mas como último presidente autonómico, aunque se crea que no es el más idóneo para ampliar la base del independentismo. La segunda sería repetir elecciones, crear una alianza con “Catalunya Sí que es Pot” y renunciar a la declaración de independencia, y apostar por una consulta unilateral que no llevará a ninguna parte y nos ahogará el tiempo que perdemos continuando siendo una simple autonomía intervenida económicamente, ya que la República, la tan ansiada República, sólo puede llegar con la desobediencia y no con alianzas con partidos españolistas, ya sea “Catalunya Sí que es Pot” de Lluís Rabell o el PSC de Miquel Iceta para conformar un frente de izquierdas, inestable, polémico y impotente ante las tropelías del Gobierno español.

Hay ciertos eventos que nos dan pistas que se impondrá la primera opción, la renuncia del diputado Ramon Usall de la CUP por motivos “personales”, la renuncia de Oriol Junqueras como alcalde para, previsiblemente, estar en el gobierno de la Generalitat o el acuerdo cerrado entre los negociadores de Junts pel Sí y la CUP (ésta última lo negó finalmente). En cualquier caso, si se impusiese la segunda opción en la asamblea, ello retrasaría la declaración de independencia, meses, o uno o dos años y probablemente sería una traición al programa explícitamente independentista de la CUP, que paradójicamente fue el primer sector político que lo introdujo en sus postulados, por no hablar si finalmente se rebaja -como propone Endavant- y se diluye en una candidatura patrocinada por Podemos que apostará por continuar en el autonomismo.

Lo cierto es que el apoyo a la declaración de independencia no llegó al 50%, pero también es cierto, que según las encuestas hay una cifra cercana al 20% de independentistas en “Catalunya Sí que es Pot” y podrían votar afirmativamente en un referéndum, con lo cual estamos en un empate técnico entre detractores y partidarios, que se podría resolver a favor de los independentistas dada la crisis económica crónica y la sociología española que es, en general, afín al centralismo y poco favorable a reconocer la plurinacionalidad de la Estado, situación que no cambiará en el futuro.

En el caso que se imponga la primera opción, la hoja de ruta pactada consiste en un periodo de 18 meses máximo (con moción de confianza al presidente en 10 meses y plan de choque social y otras medidas de izquierdas) para comenzar informalmente el redactado de la nueva Constitución y tramitar en el Parlament dos leyes para la futura República, sobre la hacienda y la seguridad social, y una tercera, para gestionar la transición, leyes que se aprobarían justo después de declarar la independencia (>68 diputados), con lo cual el Tribunal Constitucional dejaría de tener jurisdicción aquí. Se convocarían las primeras elecciones de la República, constituyentes, nuevo jefe o jefa de Estado provisional (ya se retiraría Artur Mas), y será la correlación de fuerzas resultante la que elaboraría la nueva Constitución formalmente. Después de unos 9 meses más, se aprobaría la Constitución en el Parlament y después se ratificaría en referéndum. Nuevas elecciones legislativas ordinarias en Cataluña para dar paso a la gestión del día a día. En total, un mínimo de dos años hasta que la República disponga de Constitución.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Noticias y política. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s